Muchas personas ven este seguro como un gasto, sin embargo, se trata de una inversión al igual que tu casa o apartamento nuevo, ya que no sólo podrás asegurar su estructura sino también su contenido incluyendo tu familia.

A pesar de su relevancia el seguro de vivienda no es obligatorio, pero te podría ayudar frente en caso de un incendio, estragos del tiempo -tormenta, desastres naturales, inundaciones-, robo, rotura de cristales; todo dependerá de las coberturas, garantías y servicios contratados que deben ser según tus necesidades.

Debes tener en cuenta que todas las coberturas tienen límites. Otro de los puntos que no debes obviar es reportar a la aseguradora o tu corredor, las mejoras realizadas en tu hogar, ya que no te cubrirá si pasa algo y esta parte no está dentro del contrato inicial.

Recuerda, además, que muchas coberturas tienen deducibles. Tu deducible es el monto que pagarás antes de que los beneficios de tu seguro se activen para ayudar a compensarte por un reclamo cubierto, es algo parecido cuando pagas el deducible del choque de tu vehículo.

La gama de coberturas y servicios de los seguros de hogar es muy amplia, por lo que hay razones de sobra para contratar una de estas pólizas, especialmente porque ninguna vivienda está exenta de un percance en cualquier momento.

Un seguro de hogar también protege tus cosas ante un robo y este puede cubrir dinero en efectivo y hasta joyas. Gracias a coberturas como el robo y los daños eléctricos, podrás obtener protección total sobre este tipo de bienes. Una protección que te garantizará un capital en concepto de indemnización ya para reparar o reponer, según el caso.

La garantía de Responsabilidad Civil entra dentro de la consideración de coberturas básicas en un seguro de hogar. Es la que asume el coste de reparar daños materiales o de indemnizar por daños personales a un tercero en aquellas situaciones en las que la responsabilidad sea achacable al asegurado o la vivienda de su propiedad. Pero también es muy habitual encontrar pólizas que extienden ampliamente esta prestación incluyendo otros supuestos, como la Responsabilidad Civil como padre de familia (por los daños causados por cónyuge o hijos) y como dueño de una mascota, por la misma situación, pero protagonizada por el miembro peludo de la familia.

Ya hemos visto que un seguro de hogar es la respuesta que necesitas en caso de siniestro. Es su razón de ser. Pero un buen seguro de hogar puede ser mucho más que esa solución a un problema tan grave como un incendio o un escape de agua que ha dejado la casa inundada. Por todos los motivos señalados, queda claro que, aunque no sea obligatorio para tener un hogar es imprescindible para una vida tranquila.

Si deseas más información al respecto en Urban Development Group (UDG) contamos con asesores especializados en el sector inmobiliario que te pueden brindar una guía de cuál seguro adquirir según la casa o apartamento que escojas.