El futuro es ahora: hogares inteligentes

La tendencia está impuesta, la tecnología nos ha hecho avanzar a pasos agigantados y nos ha facilitado la vida de muchas maneras. Una de ellas ha sido dentro de nuestros propios hogares, a través de casas y apartamentos inteligentes. Esto ha sido bueno ya que ahora pasamos más tiempo en el hogar, ya sea por teletrabajo o en clases virtuales y necesitamos facilitar las demás tareas y también ahorrar energía eléctrica.

De esta manera hemos podido optimizar y automatizar acciones desde nuestro teléfono móvil hacia otros aparatos electrónicos dentro del hogar. Los fabricantes de electrodomésticos están anuentes a esta evolución y nos ofrecen para complementar, aires acondicionados, estufas, refrigeradores, cámaras de seguridad y televisores inteligentes.

Todo este funcionamiento también trabaja de la mano con la iluminación, cortinas y hasta suministro de agua de forma eficiente. O sea, ahora puedes vigilar tu casa, aunque estés en otro país, encender la luz de tu habitación con sólo tu voz o cerrar la cortina sin levantarte del sillón.

Pero para que todo esto funcione a la perfección debe haber estar pensando desde el diseño y construcción del inmueble ya que este debe operarse desde un centro de control total dentro del hogar. Este sistema debe ser fácil de maniobrar, ya sea mediante interruptores, control remoto, el teléfono móvil o teclados alfanuméricos con display.

Así se puede garantizar los beneficios y ventajas para aquellas personas que quieran tener un hogar inteligente, tales como ahorrar tiempo y desplazamiento dentro y fuera de éste. El ahorro de energía es otra de las ventajas, por ejemplo, los sensores de iluminación apagan las luces si entra buena luz por la ventana o cuando detecta que no hay nadie en la habitación.

Las casas y apartamentos inteligentes también proporcionan comodidad y confort, gracias a la arquitectura bioclimática que consiste en la elaboración de un diseño que aprovecha el clima y las condiciones del entorno, con el fin de lograr que la temperatura sea siempre agradable.

También le permite realizar tareas preventivas en su sistema de seguridad, como programar las luces y cámaras de su hogar, tener alarmas en caso de incendio, de una fuga de gas, inundación, urgencia médica o cuando un intruso intente entrar.

Todas estas cosas son fácilmente programables a través de aplicaciones como Amazon, Alexa, Google Home, HomePod y muchas otras que se siguen inventando y aunque las primeras ya existían se siguen agregando variantes para que no exista ningún aparato dentro del hogar que no se pueda controlar de manera digital.

Para Urban Development Group (UDG) estas tendencias han sido pensadas en sus construcciones y entregan como valor agregado apartamentos y casas que puedan ser fácilmente automatizadas gracias a su construcción y diseño. Sin duda, el sector de la construcción seguirá creciendo a la par del tema tecnológico y dependerá la demanda para que se sigan construyendo más inmuebles de forma inteligente.