Primero que todo debes saber que un contrato de compraventa o alquiler es un documento de carácter legal que debe estar notariado. En este documento estarán los detalles de la información personal de los involucrados ya sea vendedor, comprador o el banco. Se detallarán el costo, los acuerdos de cuotas de pago si los hay, la fecha inicial y final de pago, el día que se entregará la propiedad, las garantías del bien inmueble, las penalizaciones si se cancela la deuda antes e información de los seguros.

También se detallarán el tamaño de la propiedad, el número de habitaciones o espacios que la componen, si es nueva o reposeída, si será por alquiler y en estos últimos casos se debe incluir si existen problemas estructurales o arreglos que haya que hacer. De esta manera el comprador conocerá los riesgos de adquisición.

Por esto es importante que estén redactados por profesionales del área inmobiliaria o bancaria si es el caso, así tendrás la certeza de que lo pactado en dicho documento es totalmente justo.

Siempre por lo legal

La transacción de compra y venta se puede hacer en efectivo de forma directa y la más común es a través de una entidad financiera mediante un préstamo hipotecario, en cualquiera de los casos se solicitará las escrituras públicas ante un Notario Público.

El Registro Público de la República de Panamá como organismo oficial dará fe de los derechos de bienes inmuebles y de los títulos de propiedad en el país, y una vez reciban la documentación necesaria de parte un Notario estos revisarán si está correcta y entonces ordenarán la inscripción del título de propiedad a favor del nuevo propietario.

Luego la escritura pública se le devuelve al interesado y en esta debe constatar el sello de inscripción de la compra y venta, si se pagó en efectivo tendrás de inmediato las escrituras, pero si se hizo por medio de un financiamiento, la escritura pública quedará en posesión del banco o ente que otorgó la hipoteca hasta que se cancelé el préstamo.

También es importante actualizar los datos ante el Ministerio de Economía y Finanzas de Panamá y solicitar la exoneración de los impuestos de inmueble que corresponden a las nuevas construcciones para así aprovechar los beneficios tributarios.

Contratos de alquiler con opción a compra

El contrato de alquiler con opción a compra es una fórmula a través de la cual un inquilino puede vivir en la vivienda en cuestión en régimen de alquiler por un tiempo estipulado en el contrato y luego todo lo abonado se va directo a su abono inicial, al finalizar se hace formal la compra al precio que se fijó previamente en su contrato.

En Urban Development Group (UDG) somos conscientes de la importancia de sentirse seguro durante la compraventa de un inmueble, por lo que ponemos a disposición nuestro equipo de asesores inmobiliarios que cuentan con amplia experiencia en el sector.

Somos especialistas y trabajamos siempre para que encuentres la propiedad que necesitas. Alquiles, compres o vendas, cuenta con UDG para ayudarte en los trámites que necesites siempre.